martes, 18 de diciembre de 2018, 15:46
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Curiosidades de linaje. Montemayor. Parte 3ª

|



El marquesado de Montemayor en Dos Sicilias 


Como había indicado en mi anterior artículo, don Manuel Andrés de Montemayor y Conesa, mi 7º abuelo, nacido en Cartagena en 1652, fue veedor general de las reales galeras de España, y caballero de la Orden de Santiago por Real provisión de 1690 firmada por el Rey Don Carlos II. Era hermano entero de don Pedro de Montemayor, teniente general de las galeras de la escuadra de España.


Cuando don Manuel Andrés estuvo comisionado en Cerdeña como veedor de las galeras, conoció y casó en Caller en 1682 con doña Josefa María Santos y Amato, de noble familia sarda, prima de doña Elena Manca y Masones, marquesa de Albis y condesa de Montalvo. Tuvieron entre otros a mi 6ª abuela doña María Francisca. Don Manuel Andrés quedó viudo y volvió a casar en Cartagena en 1691 con doña Ana María Rato y Blanquete, hija de don Pedro Francisco Rato, capitán y regidor perpetuo de Cartagena, mi 8º abuelo. De este último matrimonio tuvieron entre otros al primer marqués de Montemayor:


Don Fulgencio de Montemayor y Rato nació en Cartagena en 1698, fueron sus padrinos don Pedro de Montemayor y doña Juliana Rato y Blanquete, sus tíos. Como capitán de infantería de las galeras de la escuadra de España, prestó señalados servicios al Rey Don Felipe V y al Rey Don Carlos III, cuando lo era de las Dos Sicilias, en la recuperación de ese Reino.


Marquesado de Montemayor en Dos Sicilias

                                Escudo del marquesado de Montemayor en Dos Sicilias (4) 


El Rey Don Carlos VII de las Dos Sicilias (luego Don Carlos III de España) por Real Decreto dado en Nápoles el 1 de junio de 1736, refrendado de su secretario don José Joaquín de Montealegre, concede título noble a don Fulgencio de Montemayor:


"Don Carlos por la gracia de Dios, Rey de las dos Sicilias, y de Jerusalem, Infante de España, Duque de Parma, Placencia y Castro, Gran Príncipe hereditario de Toscana; por cuanto teniendo presente la calidad y particulares méritos que concurren en el Ilustre, fiel, dilecto y amado Don Fulgencio Antonio de Montemayor, capitán Theniente de la Galera nombrada Nuestra Señora de la Soledad de la escuadra de España, adquiridos por espacio de 25 años en servicio del Rey mi Señor, y mi charisimo Padre....., además de quanto ha obrado en mi servicio en la recuperación de mis Reynos de las Dos Sicilias, y de las circunstancias y singulares méritos que concurren en su tio el Theniente General Don Pedro de Montemayor, ejecutados por espacio de más de 60 años, y de los de su padre y abuelos, que con el ejercicio de varios empleos en las expresadas Galeras han merecido la mayor aprobación; además de su distinguida nobleza, ilustrada con el honor de las órdenes militares, he venido con especial resolución de 3 de mayo del corriente año en condecorarle con la merced de Titulo para su persona, sus herederos y legítimos descendientes perpetuamente, en remuneración de lo que ha merecido de mi gratitud; y porque ha elegido el de Marqués sobre su apellido de Montemayor, es mi voluntad que ahora, y de aquí adelante, el enunciado Illustre Don Fulgencio Antonio de Montemayor, sus herederos y legítimos descendientes, cada uno en su tiempo, y según el orden hereditario y subcesivo, se pueda llamar e intitular, se llamen e intitulen Marqués y Marqueses de Montemayor…” (1)


Don Fulgencio casó en primeras nupcias con doña María Alburníes y La Sala, con la que tuvo, entre otros a don Manuel que por el fallecimiento sin descendencia de sus hermanos mayores don Pedro (II marqués de Montemayor) y don José, continúa la filiación de este título. Don Fulgencio casó en segundas núpcias en Cartagena en 1743 con doña Josefa Sánchez Manzanares y Oviedo. Fue testigo de este enlace el Excmo. señor don José Gutiérrez de los Ríos, conde de Fernán Núñez, grande de España y capitán general de las Reales galeras de España.


El primer marqués de Montemayor, dice Bethencourt (1), que murió en Nápoles sin volver nunca más a España, pero he podido comprobar que eso no es cierto, pues murió en Cartagena de avanzada edad en 1779, al igual que sus dos mujeres, a las que sobrevivió (3).


Marquesado de Montemayor en Dos Sicilias1


El hijo del primer Marqués, don Manuel de Montemayor y Alburníes, nacido en Cartagena en 1731, fue III marqués de Montemayor confirmado en 1782 por Don Fernando, Rey de las Dos Sicilias, llegó a ingeniero en jefe y a brigadier de los ejércitos sicilianos. Casó en Nápoles con doña Cayetana Candal y Cancellier, natural de Nápoles y con orígenes gallegos. Murió allí en Nápoles en 1806 y no se tiene conocimiento que regresara a Cartagena.


Hijo del anterior fue don Domingo de Montemayor y Candal, nacido en Nápoles en 1762, IV marqués de Montemayor, coronel de artillería y caballero de derecho de la orden de San Jorge de la Reunión. Casó con doña Teresa de Vicariis, natural de Salerno.


Hijo del anterior fue don Lorenzo de Montemayor y Vicariis, natural de Capua en 1826, V marqués de Montemayor, coronel de infantería del ejército italiano, caballero oficial de las órdenes de los Santos Mauricio y Lázaro y de la Corona de Italia. Casó con doña Antonieta Bargagliotti.


Hijo del anterior fue don Guido de Montemayor Bargagliotti, nacido en Liorna en 1878, VI marqués de Montemayor, y cuyos descendientes italianos siguen usando el título en la actualidad (1).


Además, don Lorenzo de Montemayor y Candal, hermano del IV marqués, nacido en nápoles en 1767, coronel director del cuerpo de ingenieros, comendador de la orden Real de las Dos Sicilias, entre otros cargos y oficios, fue creado por el Rey Murat, en recompensa de sus muchos servicios, barón de Montemayor en 1811, para sólo su descendencia legítima masculina y directa, de varón en varón. Desgraciadamente su descendencia masculina acabó en la tercera generación, y este título se extinguió irremediablemente (1).


Una curiosidad es que don José María Ruiz Mateos y Jiménez de Tejada obtuvo sentencia arbitral italiana en el año 1974, confirmandolo como marqués de Montemayor en Dos Sicilias (2). Investigando su apellido Ruiz-Mateos, resulta que son oriundos de Lorca en Murcia, y emparentan con los Rato de Cartagena, por lo que su consanguinidad con el primer marqués le viene por una línea colateral lejana. Cuando un italiano está usando legítimamente su título de marqués de Montemayor, no es ético usar ese mismo título extranjero en España, máxime cuando ni siquiera se es descendiente directo del primer titular. La falta de control oficial sobre los títulos nobles en Italia (desde la implantación de la república en 1946) alienta estas irregularidades.


Es muy necesario mantener viva la memoria de nuestros antepasados, aunque solo sea para que no se cumpla la frase de Napoleón: “aquel que no conoce la historia está condenado a repetirla”. El único fin por el que se crean los títulos nobles es para perpetuar en el tiempo el recuerdo histórico al que se debe su otorgamiento, y los sucesivos poseedores representan simbólicamente a aquél de sus antepasados que, por sus méritos excepcionales, mereció ser agraciado por el Rey.


El interesante tema de los títulos de nobleza merece un apartado especial en otro artículo...


_________________________

Autor: Juan Adolfo Cerón.


Referencias:

(1).- "Historia genealógica y heráldica de la monarquía española y de los grandes de España", volumen 9, por don Francisco Fernández de Bethencourt, página 78.

(2).- Elenco de Grandezas y Títulos del año 1995, apartado de títulos extranjeros recaídos legalmente en súbditos españoles por sentencia de los tribunales.

(3).- Partida de defunción de don Fulgencio de Montemayor y Rato en la parroquia de Santa María de Cartagena el 3-8-1779. Partida de defunción de doña Manuela Arburníes y La Sala en la misma parroquia el 12-3-1738. Partida de defunción de doña Josefa Sánchez Manzanares y Oviedo en la misma parroquia el 31-1-1761.

(4).- Bordura de Plata. En campo de oro tres fajas de gules, brochante sobre el todo, banda de plata, engolada de dos dragones de sinople. Por timbre corona de marqués.















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.