martes, 23 de octubre de 2018, 02:38
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Eros y Psique

|


Detalle beso eros y psique canova museo del louvre paris neoclasico neoclasicismo by Julien Fourniol flickr historia apuleyo el asno de oro 495

                                                                              Eros y Psique

_________________________________________________________________________________________

Escultura Neoclásica tallada sobre mármol blanco de Carrara por Antonio Cánova (1757- 1822). Esta magistral obra fue creada a fines del S XVIII y se exhibe en exposición permanente en la Sala 4 del ala Denon del Museo del Louvre, donde se hallan esculturas italianas de los siglos XVI al XIX, galería donde también se encuentran los dos famosos esclavos de Miguel Angel.

__________________________________________________________________________________________



Zizi

Estoy frente a una de las obras más bellas del escultor Cánova: "Eros y Psique"...


Mi alma cruje bajo sedientos recuerdos , como si sobre ella pisaran mis propios pies para silenciarla.


Siento un aura que remite a una burbuja de aliento sereno, plácido y constante. Miro una pequeña ventana y pienso en la húmeda luna de los antiguos oros, cuando rompe las nubes y en las astillas de la noche, ilumina a los enamorados. Busco la belleza marmórea en los cobres del tímido atardecer que avanza solapado y mancha poco a poco las formas en el sutil negro de las sombras.


Miro la escena donde el beso tendrá vida, pero ahora aparece detenido en promesa, como en la fragilidad de una rosa atormentada, como ángel de blanco azúcar que porta el néctar de oro suspendido.


Afuera, algunos pétalos erizados de transparencias ofrecen su hermosura y luchan enhiestos en su triunfo fugaz, como el espíritu, que es luz hasta el final.


En la escultura, el amor irradia una esencia ambarina que sólo pertenece a cada espectador: es el secreto del amor bien guardado. La proximidad de los amantes exhala perfumes de jazmines tocados por luz de luna y en esa cercanía inminente, las miradas cruzan profundo lazo de entendimiento en la caricia previa que erotiza al mármol y lo trueca en materia humana, tal cual ceñimos nosotros un beso a la entrega, espiral que une el uno al otro en la pura energía que genera una y otra vez, más amor.


Miro el elegante arco que trazan en el espacio los brazos de Psique, están uno a la espera del otro y se escuchan suspiros y aleteos de alondras que giran en torno a ambos...


Ya no es una escultura. Son hombre y mujer. Enamorados. Cánova eternizó este momento porque supo que los enamorados siembran polvo de estrellas en las noches oscuras y prestan su luz al sol, porque la guardan en su interior..


Miro por última vez la escultura, y en divino ensueño Eros me besa fugazmente, al igual que una gota de rocío vibra un instante, en el oculto pétalo de una flor tardía.




___________________________

Zizi Kessler

Profesora de Literatura, Castellano y Latín

- Argentina -













Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.