viernes, 17 de agosto de 2018, 00:22
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

El secretario de la H.N.M.E en Francia, en el culto a la Vírgen del Rocío de París

|


DSCN0966

                                                   Imagen de la Vírgen del Rocío de París


Con motivo de la  fiesta de Pentecostés, el secretario de la delegación de la HNME en Francia, don Mathieu Aguilar Rodrigues, año más, ha visitado a la Vígen del Rocío de París en la capilla de Notre-Dame de Compassion, (Nuestra Señora de la Compasión, situada en pleno centro de la capital francesa, en las cercanías del Arco del Triunfo, templo que está presidido, a petición expresa de la Casa Real francesa por una imagen de la Virgen del Rocío, talla del doctor en Bellas Artes y profesor emérito de la Universidad de Sevilla, D. Francisco Maireles Vela), también asistió al concierto de música veneciana que tuvo lugar en la capilla y en el que se interpretaron algunas piezas de Monteverdi, Picchi, Vivaldi y Cavalli.


Virgen del Rocio de Paris 2018


Momento del concierto de música veneciana en la capilla de Nª Sra. de la Compasión


Este año la imagen de la Virgen del Rocío parece más vestida como española que francesa, ya que no lleva su corona y rostrillo de la Maison Cartier, que están en una exposición en Nueva York.

 

El origen de la advocación rociera en la capital francesa lo encontramos en SS.AA.RR. los condes de París. Ya que fueron ellos los que decidieron que se edificara la capilla de Nuestra Señora de la Compasión, (anteriormente capilla de San Fernando) en 1843 por el arquitecto del último rey de los franceses Luis Felipe I, Pierre-François-Léonard Fontaine, en honor al príncipe Fernando Felipe de Orleans, hijo de Su Majestad, que había fallecido a los treinta y dos años, el 13 de julio de 1842, en un desgraciado accidente de carruaje en Neuilly-sur-Seine. 














Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.