domingo, 21 de octubre de 2018, 23:54
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

¿Unir o separar? La sinergia es la clave.

|


Juan Carlos Ayuso

Como digo muchas veces, a lo largo de mi carrera se me ha dado la oportunidad de contribuir al éxito de numerosas marcas y compañías de primer orden. Me detengo un momento para señalar la importancia de la expresión contribuir. Pretender arrogarse en ocasiones el éxito de una actividad, por muy decisiva que sea la intervención de uno, está sencillamente alejado de la realidad.


Una campaña publicitaria o una acción de comunicación determinada, necesitan de la participación precisa y coordinada de muchas personas. Igual que EL MONÁRQUICO. Este semanario llega a sus lectores cada lunes, gracias a la iniciativa de la HNME y a la participación de muchas personas que, con diferentes cometidos, hacemos posible su publicación.


Por otro lado, en comunicación existe un término, sinergia, que viene a significar que la suma de las partes es muy superior a los esfuerzos individuales. Se habla de sinergia de personas, grupos y organizaciones.


Siempre me ha gustado comparar países con empresas. No soy el único en pensar que gerenciarun país no está nada alejado de hacerlo con una gran corporación. De hecho, desde hace años, existen compañías trasnacionales cuyo capital excede al de muchos gobiernos. Para que se hagan una idea de lo que esto supone, les pondré algunos ejemplos. Según un estudio llevado a cabo en 2015 por Global Justice Org, organización que trabaja por la justicia social en el mundo, España ocupa el décimo primer puesto mundial en ingresos del gobierno. En dicha lista, el puesto uno está reservado para EE.UU., como ya imaginábamos, en el dos aparece China y en el tres Alemania, seguida de Japón, Francia y Reino Unido.


La primera sorpresa aparece en el puesto diez, el inmediato anterior a España. En dicho puesto NO hay un país. En su lugar, el conglomerado norteamericano de empresas Walmart, ostenta el privilegio.


Hay muchos más casos. Compañías tan conocidas como Apple o BP, están por encima de países como Suiza, sí, está bien escrito, Noruega o Rusia…


La lista completa está accesible en el siguiente enlace: Glogaljustice.org.uk


Sin entrar a pormenorizar los detalles, sus consecuencias son munerosas. La primera y más inmediata es el PODER. Estas corporaciones atesoran tal poder económico, que otros poderes se rinden a sus pies. Pueden dictar y lo hacen, reglas de juego en el mercado internacional. Por efecto dominó muchas decisiones suyas afectan a tantos y tantos países, sin que exista un árbitro internacional claro que pueda dirimir en dicha arena. Instituciones como la ONU o la Corte Internacional de Justicia, fueron creadas para intermediar entre países, no entre organizaciones.


Asistimos, pues, a la variación del mapa geopolítico internacional sin que nada ni nadie pueda intervenir, al menos hasta ahora, de forma decisiva. Los países pueden acotar y muchos lo hacen, algunas de las decisiones de estas corporaciones protegiendo a sus ciudadanos con leyes de obligado cumplimiento para estos monstruos de la producción. Poco más pueden hacer.


Solo haré una pregunta, ¿cómo han sido capaces de amasar tal poder estas compañías? Creo que la respuesta es rotundamente simple: todos sus empleados han trabajado en favor del bien común de la empresa, favoreciendo con su esfuerzo la sinergia de la misma. Al menos es la experiencia multinacional que yo he vivido, repetida en todas y cada una de las corporaciones en las que he tenido la ocasión de aportar mi granito de arena.


En un tiempo en que tanto colorante político trata de persuadir a los ciudadanos a abrazar ideologías disgregadoras cuya razón de ser es el “divide y vencerás”, el cual deberíamos confrontar con la inteligente pregunta, ¿quién es el verdadero vencedor de estas divisiones?, adquiere un protagonismo manifiesto el discurso integrador de la Corona de España. La Corona representa la oportunidad para todos los españoles de trabajar en el bien común, cuya meta es ni más ni menos, una España más pujante. ¿Para quién? Para todos...


Si queremos mejorar, es hora de pensar en sinergias.

 


Juan Carlos Ayuso

Director de El Monárquico










Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.