jueves, 17 de enero de 2019, 03:22
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

La visión en el niño

|



JorgeAli

Siguiendo con nuestra línea de publicación sobre la visión y los problemas visuales, así como su tratamiento y prevención, nos corresponde y hemos elegido ahora hablar de la visión en el niño.


Este tema es de suma importancia puesto que a lo largo de los 7 primeros años de vida, el niño va a desarrollar su capacidad visual al completo y esta capacidad será la que va a utilizar a lo largo de toda su vida. Por tanto, cualquier incidencia que obstaculice el desarrollo visual o tenga algún impacto negativo en el desarrollo de la misma va a tener una repercusión de por vida siendo imposible de tratar. Es la edad en la cual aparecen anomalías del equilibrio de materia ocular como el Estrabismo, defectos de formación visual como es el ojo vago o ambliopía así como muchos problemas de superficie ocular que aparecen sobre todo en zonas templadas de nuestra geografía, que favorecen el desarrollo de enfermedades corneales como el queratocono. Las anomalías congénitas no son frecuentes en nuestro país pero son de gran gravedad y merecen también la atención de los padres en los primeros meses de vida de su hijo.


Al nacer, el niño ve muy mal. La retina no está completamente desarrollada y el niño utiliza su instinto para la relación con el entorno que le rodea pero sin ver bien.


La visión como tal se conforma hacia los 7 meses de edad, que es cuando retina acaba su desarrollo anatómico. Desde ese momento, el cerebro el cerebro comienza a desarrollar la actividad aprendiendo de las imágenes que recibe del órgano de la visión, el ojo, a nivel cerebral. Este desarrollo cerebral supone un aprendizaje igual que los demás que realiza el niño a lo largo de su infancia, y tiene un tiempo durante el cual ocurre hasta que aproximadamente concluye hacia la edad de los 6 o 7 años.


La vision de los niu00f1os


Durante toda esta etapa, el desarrollo visual, para que sea correcto, debe de ofrecer una imagen nítida en la Retina es como si el cerebro, un gran ordenador, necesitara procesar la información procedente de la nitidez de la imagen, para detectarla y procesarla como tal. Una imagen borrosa será dejada en el cerebro como tal sin que pueda afinarla después. No existe el “pixelado” de la visión sino que la imagen debe ser buena y simétrica. Cuando la imagen no es de calidad o no es simétrica (un ojo ve menos que otro) entonces ocurre un subdesarrollo de la visión, bien a nivel binocular, si ambos ojos están con mala visión, o bien monocular si es uno de ellos al que le ocurre. Las causas de esta peor visión pueden ser muy diversas, las más frecuentes son los defectos de graduación moderadamente elevados no debidamente graduados, el estrabismo.


El insuficiente desarrollo de la visión conlleva al defecto llamado a ambliopía u ojo vago. El ojo vago es un ojo que, ya de adultos, no tiene buena visión no por ninguna causa orgánica si no simplemente porque el aprendizaje visual no se ha realizado correctamente. Esta dolencia no es rara sino que afecta entre el 4 y el 7% de la población y tiene tratamiento y curación si se detecta antes de los 6 años. Es por ello que, todo niño debe tener una evaluación visual antes de los 6 años con objeto de detectar si tiene alguna anomalía y proceder de esa manera a su corrección y al correcto tratamiento de la Miopía.


¿Qué otros defectos visuales pueden aparecer en el niño? Las inflamaciones oculares del tipo de las conjuntivitis son frecuentes en la infancia y, dependiendo de la zona donde el niño habite, son frecuentemente causadas por causas alergicas y los problemas inflamatorios derivados de la exposición al sol y otros agentes ambientales que agreden a la superficie ocular. Las alergias, en particular, son frecuentes en la cuenca mediterránea y dan lugar a conjuntivitis y problemas crónicos que llevan a que el niño perpetúe una inflamación ocular con molestias, enrojecimiento y frotamiento de los ojos que además este frotamiento puede dar lugar a otras dolencias como en particular una enfermedad ocular denominada queratocono en la cual la córnea se deforma debido a este frotamiento unido a una herencia genética proclive a desarrollarlo.


Otras anomalías visuales en el niño son las cataratas congénitas o adquiridas, procedentes de anomalías genéticas o por la ingesta por parte de la madre de fármacos o productos industriales que pueden causarlas. Son tratables y deben ser diagnosticadas muy precozmente.


El estrabismo es otra de las grandes patologías por su frecuencia en la infancia. El ojo que está desviado no forma adecuadamente la visión y por tanto también ocurre en el desarrollo de la ambliopía u ojo vago. El tratamiento de los estrabismos incumbe al oftalmólogo quien utilizará gafas correctoras, parches para el tratamiento de la ambliopía y, ocasionalmente, cirugía o el uso de toxina botulínica para corregir el defecto de la desviación.


Ojo niu00f1o

¿Cómo prevenir que el niño tenga problemas que finalmente lleven a que vea mal de mayor?. Resulta esencial una revisión oftalmológica entre las edades de 4 y 6 años. Debe de realizarla un oftalmólogo, no un òptico, puesto que incumbe al médico el diagnóstico de la patología y su tratamiento. Debe asimismo ser evaluado en ese momento en cuanto a la existencia de defectos de graduación, anomalías de la superficie ocular, estudia la genética de la familia por si pudiera padecer alguna anomalía hereditaria que deba de ser objeto de diagnóstico precoz y, así mismo, exploraciones complementarias si es que el niño puede ser proclive a desarrollar algún problema de la córnea o del cristalino. Esto requiere instrumentación específica que tiene el oftalmólogo y por tanto esta revisión médica es clave en estas edades.


¿Dónde debe desarrollarse esta asistencia?. Realmente debe de ser desde las escuelas desplazándose hasta ellas un equipo profesional facultativo adecuado que permita con instrumental específico a este fin el estudio de la población escolar en esa edad en los distintos colegios.


Esta iniciativa se inició en Alicante hace ya 20 años, desarrollándose con gran éxito las campañas de detección precoz de las anomalías visuales y de ambliopía, que llevó a disminuir las ambliopía de casi un 8% a menos de un 2% por año. Asimismo, la ambliopía bilateral, la más grave de todas por afectar a ambos ojos, pasaba de ser del 2,2% al 0,2%. Estas campañas exigen la colaboración entre entidades públicas y privadas puesto que están fuera de los postulados de la sanidad pública. En Alicante, la iniciativa la llevo la Universidad Miguel Hernández con la Fundación Jorge Alió para la Prevención de la Ceguera que durante 20 años las estuvo realizando cesando esta actividad finalmente debido a la crisis financiera que afectó a los municipios de la provincia que fueron incapaces de cubrir la campaña.


En ausencia de estas campañas, el colegio debiera de organizar una revisión oftalmológica a sus escolares entre los 4 y 6 años a cargo de un centro oftalmológico cualificado de no ser así, se aconseja que los padres acudan a un oftalmólogo pediatra que con los adecuados instrumentos pueda hacer una evaluación del niño en esas edades tan críticas para su futuro visual.


Para más información se puede consultar la página web de la Fundación Jorge Alió para la Prevención de la Ceguera, en la sección de Campañas de Prevención Precoz de la Ambliopía y Anomalías Visuales en la página web.


http://fundacionalio.com/home.php


FIGURA 1

Niño estrábico con convergencia


Niu00f1o estrabico


El estrabismo de este niño hace que no forme la imagen en el ojo izquierdo debido a su desviación.


FIGURA 2


Miopia


En situación normal, los 2 ojos miran al mismo objeto. Cuando uno de los ojos se desvía y no mira al objeto que el otro está enfocando, se produce una duplicación de imágenes que el cerebro en el niño anula suprimiendo la imagen del ojo desviado. Es así como ocurre la miopía u ojo vago.


FIGURA 3

Niño con Estrabismo Divergente.


Estrabismo convergente


El ojo derecho se desvía hacia afuera. Este ojo tampoco formará debidamente la imagen retinada y puede causar un ojo vago.


FIGURA 4



Ojo desviado


Esquema por el cual ocurre la pérdida de modulación de un ojo cuando está desviado. El ojo izquierdo está enfocando un árbol mientras que el de la derecha está enfocando un molino. Ambas imágenes son incompatibles en el cerebro y por tanto en el niño la confusión creada se resuelve mediante la supresión de la imagen del ojo desviado. Esto derivará en un ojo vago.


FIGURAS 5 (A y B)


Ojo desviado1

                                                         A                                                            B

Este niño desvía mucho el ojo derecho sin gafas y sin embargo lo corrige completamente cuando se las pone.


Figura B. La mayoría de los estrabismos se puede mejorar mediante el uso de gafas correctamente graduadas. Los que se corrigen completamente con gafas son los llamados estrabismos acomodativos o causados por el enfoque del ojo. Estos estrabismos suelen desaparecer o atenuarse en la infancia pero no en la adolescencia en la edad adulta.


FIGURA 6


Aguseza visual


Escalas infantiles para toma de la agudeza visual. La figura de la izquierda ofrece imágenes comprensibles para el niño mientras que el de la derecha es para niños más mayores, en los cuales se busca que nos digan la orientación de la apertura del cuadro que se les presenta.


FIGURA 7


Estudio ojos


Los sistemas de estudio automático de la refracción son útiles en el niño pero insuficientes para detectar la ambliopía. Tan sólo un examen médico bien ejecutado puede confirmar que un niño es normal.


FIGURA 8


Cataratas congenitas


Cataráta congénita en un niño. Se manifiesta porque la pupila está blanca, signo clínico llamada Leucocoria.


FIGURA 9


Parches


Los parches son la mejor solución para la ambliopía. La oclusión con parches de colores o con dibujos suele ser muy bien recibida por el niño, al cual normalmente no le gusta que le tapen un ojo por los problemas que esto le conlleva de trabajar con el ojo ambliope (vago cero) o por críticas en el colegio.


FIGURA 10


Conjuntivitis


Conjuntivitis aguda en el niño. Todo niño con una conjuntivitis aguda debe ser atendido urgentemente por un oftalmólogo puesto que hay complicaciones derivadas de estas conjuntivitis que pueden ser graves para la córnea, conduciendo a veces a perforaciones corneales.


FIGURA 11


Conjuntivitis Neonatal


Conjuntivitis neonatal: Las conjuntivitis en los niños recién nacidos pueden ser muy graves y deben de ser inmediatamente atendidas por un oftalmólogo. Con frecuencia son causadas por enfermedades sexuales transmitidas por la madre y son siempre bilaterales.


FIGURA 12


Glaucoma


Aspecto dramático que muestra un glaucoma congénito dejado a su evolución sin tratamiento. La imagen de la izquierda muestra un niño con un ojo muy grande y blanquecino debido a la alta tensión ocular mientras que el de la derecha muestra un llamado un buftalmos (ojos de Buey), típico de la evolución final de estos casos.


FIGURA 13


Glaucoma congenito


Los glaucoma congénitos en España no suelen ser tan dramáticos y aparecen como disparidades en diámetro de la córnea. Una diferencia de un ojo a otro en el diámetro de córnea superior o igual a 2 mm hace sospechar que estemos ante un glaucoma congénito.



__________________________

Autor: Dr. Jorge L. Alió

Catedrático de Oftalmología de la Universidad Miguel Hernández de Alicante

Caballero Gran Cruz de la H.N.M.E.









     





Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.