viernes, 20 de julio de 2018, 06:58
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Triste adiós a Ángel Peralta, mítica figura del rejoneo

|


Algel Peralta



Carlossesma

Con lágrimas en los ojos, despido hoy a Angel Peralta, un buen amigo, un hombre que además de ser la máxima figura del rejoneo en el siglo XX, era poeta, escritor, ganadero, letrista de sevillanas, inventor, actor, agricultor, animalista, veterinario autodidacta, productor de audiovisuales y mucho más cosas, en definitiva un caballero del Renacimiento, y digo caballero y no hombre, porque siempre fue un “Caballero”, educado, amable, estudioso, artista y además iba a caballo.


Algel Peralta12

La muerte le sobrevino poco después de cumplir los 93 años, por problemas cardiorrespiratorios, que arrastraba desde el mes pasado. Tanto es así, que la fiesta que se debió celebrar el pasado día 18 de marzo, por su cumpleaños, rodeado de familia y amigos, hubo que suspenderla por su delicado estado de salud.


Angel Peralta, nacido el 18 de marzo de 1925, en la Puebla del Rio (Sevilla), en el seno de una familia de ganaderos, pasó su infancia en las fincas de reses bravas que la familia tenía en las Marismas sevillanas, aunque pronto brotaría en él su verdadera pasión, los caballos.


Sus inicios no fueron fáciles, pues las figuras del toreo no veían con buenos ojos la intromisión de caballos en las corridas, pero él supo rescatar el arte del rejoneo con maestría y brillantez. A pesar de la oposición, debutó en público el 19 de febrero de 1945 en la plaza de La Pañoleta (Sevilla) y en Madrid el 19 de abril de 1948. En 1955, marchó a América donde cosechó grandes triunfos en México, Venezuela y Perú.


En España, alcanzó un indiscutible prestigio en los años sesenta y setenta. Siendo Ángel uno de los fundadores de “Los cuatro jinetes de la Apoteosis”, junto a su hermano Rafael, Álvaro Domecq y José Samuel Lupi, protagonizando la etapa más gloriosa del rejoneo. Los cuatro recorrieron las ferias más importantes entre el delirio de los espectadores, que enardecían ante el novedoso espectáculo de los caballeros. Así, llegaron a participar en más setenta festejos en una temporada, y el propio Ángel Peralta alcanzó la cifra de 126 corridas en el año 1971.


Algel Peralta13

Los Cuatro Jinetes de la Apoteosis (años 60)  y su reencuentro en Portugal  (2017) 


En los años 80, llegó a torear más de 100 corridas y el año que abría la década de los noventa sólo intervino una tarde en Sevilla, ya que, el 20 de mayo, sufrió un grave accidente en la plaza granadina de La Zubia al caerle encima el caballo “Corinto” al resbalar, cuando lidiaba el segundo de su lote, de su propia ganadería “Viento Verde”, produciéndole gravísimas lesiones en la caja torácica, las dos rodillas y le fracturó varias costillas, una de las cuales le afectó al pulmón izquierdo. Poco tiempo después, el 19 de febrero de 1991, fue sometido a una segunda intervención quirúrgica en su pierna derecha. En la fatídica madrugada del 14 de marzo de 1992, sufrió un grave accidente de circulación en la autovía SE-30 de Sevilla, en el que resultaron heridos él mismo y su esposa, y muerto el conductor del turismo que provocó el siniestro. Peralta cumplía ese año los 50 como rejoneador. Pero como gran caballista, se volvió a subir a su montura, y el 20 de septiembre de 1992, sobre su caballo en el coso madrileño, recibió un cálido homenaje en Las Ventas, en un festejo en el que participaron las 12 máximas figuras del rejoneo en ese momento en España, Francia y Portugal, con un lleno total de la Monumental y una multitudinaria y cariñosa acogida de la afición, de la que fui testigo. 


Días más tarde, el 11 de octubre, el espectáculo se repitió en la Maestranza de Sevilla, el coso donde había conseguido sus triunfos más sonados. Pero estas no fueron sus últimas corridas, pues todos los años desde 1954, sin faltar ninguno hasta 2005, celebraba un festival taurino en Medina de Rioseco (Valladolid), a beneficio del Hospital Casa Asilo de Sancti Spiritus y Santa Ana, regentado por monjas clarisas, que antes atendían a los ancianos desfavorecidos y hoy asisten a niños, jóvenes y ancianos con discapacidad intelectual, enfermedad mental u otras enfermedades, que sin la ayuda de Ángel Peralta, habría cerrado hace muchos años. Sobre este festival taurino de Medina de Rioseco, recuerdo uno de los más gloriosos que he visto, fue en el mismo 1992, en el que compartió terna Ángel con su hermano Rafael y las figuras del toreo, Ortega Cano, Manuel Díaz “El Cordobés” y Jesulín de Ubrique, en una plaza con el cartel de “no hay billetes” y gente venida de toda España para ver ese gran espectáculo.


Algel Peralta8

Primera vuelta al ruedo como excelentísimo Señor, en Medina de Rioseco en 1979 


Como colofón a su trayectoria como caballero rejoneador, hay que decir que fue el encargado de profesionalizar el rejoneo moderno en España al crear numerosas suertes como los rejones cortos a dos manos o las rosas, además de inventar la fórmula de la collera, que es la lidia de un toro por parte de dos rejoneadores.


Ganadero de reses bravas, creó junto a su hermano Rafael, las ganaderías de “Hermanos Peralta” en noviembre de 1953, de procedencia Murube y posteriormente la ganadería extremeña “Viento Verde”, sin olvidar la cría de caballos de “Pura Raza Española” y “Cartujanos”. Como agricultor, entre otras variedades, ha sido uno de los mayores productores de arroz de Sevilla y Cádiz.


Algel Peralta7

                                            Ángel y Rafael Peralta en el Rancho El Rocío


Pero como dije al principio de este artículo, no solo fue un rejoneador, ganadero y agricultor, pues también destacó en las ciencias, las letras y las bellas artes. Como científico, siendo veterinario autodidacta, perfeccionó la inseminación artificial tanto a la ganado caballar, como al bobino, inventó técnicas quirúrgicas para caballos que hoy se estudian en las facultades de veterinaria e inventor de numeroso aparatos e instrumental para esta disciplina.


En cuanto a escritor, hay que destacar numerosos libros de poesía, de la que era un gran amante, llamando a sus poemas “cabriolas”, como el siguiente poema del libro “Caballo Torero”:


Algel Peralta11

Galopaba tras el toro

con la garrocha en la mano
de pronto se me embrocó
y ante el medio de aquel
llano a mi caballo mató.


 Aún salvarle quería

con una herida mortal
a caerse resistía
para poderme salvar
del toro que nos seguía.


Con un relincho de pena,
me dijo su último adiós
sólo a mí me consoló
saber que a la jaca buena
también se la lleva Dios.


Otros libros de poemas entre otros, fueron los ya famosos “Cabriolas” de 1960 y “Cucharero, mi sueño con el caballo y el toro”, de 1995, dedicado al toro del mismo nombre, que fue expulsado de la manada por sus iguales, y Ángel lo crió a biberón desde que nació, y lo mantuvo en su finca Rancho el Rocío hasta su muerte, como si fuera un animal doméstico, que le seguía por todas partes, dejándose acariciar por él solamente, pues con el resto del mundo, seguía siendo un animal bravo. Recuerdo la impresión que me dio, cuando lo vi por primera vez, un animal de cerca de 600 kilos, con una cornamenta perfecta, negro y serio, buscando e incitando a Ágel, para que lo acariciase, mientras levantaba su hocico al sol, enseñando sus blancos dientes, en forma de agradecimiento por el cariño recibido.


Algel Peralta6

                       Ángel Peralta dando de comer a Cucharero cuando era novillo


En su faceta de escritor, prologó numerosos libros, y escribió unos cuantos sobre la cría caballar, los toros, etc., destacando “El Centauro de las Marismas”, libro que enamoró a Ava Gardner, y que fue reeditado el pasado mes de octubre. Peralta lo había escrito en 1957 como guión cinematográfico para una película que iba a protagonizar la propia Gardner. La actriz que pasó unos días en el Rancho El Rocío, propiedad de Peralta, para ambientarse, se empeñó en poner banderillas a una vaquilla montada a caballo, pero el animal derribó al caballo y Ava Gardner acabó en el suelo, dolorida, asustada y con un gran hematoma en la mejilla izquierda. Esta caída cambió los planes y la actriz americana se desvinculó del proyecto, pero no de la íntima amistad con Ángel, de la que hubo muchos rumores. Una de sus facetas en estas lides fue la de letrista de sevillanas, cantadas por los más destacados cantaores y propulsor de otros cuantos, como los hermanos “Los Del Río” o Pilar Sánchez, más conocida como “Pastora Soler”. Como actor intervino entre otras películas en “Cabriola”, junto a Marisol y “La novia de Juan Lucero” con Juanita Reina.


Algel Peralta14

        Libro El Centauro de las Marismas   Ava Gardner intentado poner un rejón


Algel Peralta3                      Junto a Marisol, montando a Cabriola, en la película homónima


Otra de las actividades de Ángel Peralta fue la de productor de audiovisuales, en los que pude colaborar con él en diversas ocasiones, conferenciante, y hostelero, pues en su finca Rancho el Rocío, realizaba también la actividad de dar banquetes y espectáculos taurinos a multinacionales, personajes relevantes y por supuesto elegantes bodas.


Algel Peralta2

 Ángel Peralta recibiendo de S.M. la Reina, la Medalla de Oro de las Bellas Artes


A parte de los logros profesionales, estaba en posesión entre otras condecoraciones y distinciones, con la Gran Cruz de la Beneficencia, la Medalla al Mérito de las Bellas Artes, Doctor Honoris Causa en veterinaria de varias universidades, Caballero Maestrante de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, y un sin fin de medallas, premios y agradecimientos.


Solo me queda decir, que el Maestro estará en estos momentos viéndonos desde el cielo a lomos de Cabriola junto a Cucharero, galopando garrocha en mano, por los prados y marismas del paraíso.


Algel Peralta1


Descansa en Paz...Maestro




__________________________________________

Autor: Carlos Sesma Alcón

Presidente Provincial de la H.N.M.E. en Alicante



















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.