sábado, 22 de septiembre de 2018, 17:05
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Algunas consecuencias, del cambio climático, para la humanidad

|



Cambio climatico

                                          El cambio climático. Fotomontaje de Inchi9



J.ManuelYribarren El Banco Mundial acaba de publicar un estudio-informe muy interesante y alarmante que por su importancia paso a comentar.


El cambio climático supone una amenaza para el desarrollo mundial y para los esfuerzos que se están haciendo para poner fin a la pobreza. Si no se adoptan medidas urgentes, el cambio climático podría sumir en la pobreza hacia el año 2030 a entre 100 y 140 millones de personas. Conforme a los cálculos de la ONU, en el año 2017 la población mundial era de 7.500 millones de personas. Y para el año 2030 la cifra alcanzará los 9.000 millones de personas. Y está previsto que Africa tendrá la mayor tasa de crecimiento demográfico entre los años 2015 y 2030, alcanzando una población de 2.480 millones de personas en el año 2050.


Pues bien, el Banco Mundial en su estudio-informe estima que durante los próximos 30 años, entre 100 y 140 millones de personas procedentes de América Latina, pero sobre todo de Asia y de Africa, tendrán que abandonar su habitat actual por causa sobre todo del aumento de las temperaturas y de la falta de agua. Constituirán una nueva clase de refugiados por culpa del cambio climático.


Banco Mundial

   Edificio de la sede del Banco Mundial en Washington, DC. Foto: Cosas brillantes


En este estudio no se tienen en cuenta los motivos políticos ni los sociales para que estas personas tomen la determinación de abandonar sus hogares, siempre en busca de una vida mejor. Será una causa de supervivencia debido a las sequías que se van a originar por el aumento de las temperaturas.


El estudio calcula que alrededor de 86 millones de personas procederán del Africa subsahariana, unos 40 millones del sur de Asia y unos 17 millones de America Latina. Y todo ello a causa del cambio climático, lo cual conllevará cambios en la población.


El estudio señala los tres puntos críticos: Bangladesh, Etiopía y Méjico, pero sobre todo Bangladesh porque es un país que vive eminentemente de la agricultura y la falta de agua será decisiva para su futuro.


En cuanto a Etiopía, se calcula que el crecimiento de la población oscilará en el año 2050 entre el 60 % y el 80%, lo cual afectará de manera decisiva al futuro del país.


Con referencia a Méjico, será la importante elevación de las temperaturas que está prevista, igual en el interior que en las zonas costeras, la que va a obligar a los habitantes a adoptar algunas decisiones al respecto. Y si estos países no colaboran cambiando algunas de sus costumbres, por más que haga el Banco Mundial poco va a conseguir.


Solo drásticas acciones tendentes a reducir las emisiones de gas de efecto invernadero y una moderna planificación del desarrollo de esos países lograrían reducir cifras tan alarmantes. Únicamente si los países de todo el mundo, sin egoísmos particulares, adoptan acuerdos de ámbito mundial para evitar el aumento de las temperaturas y cuidar con sumo interés el agua, podrán conseguir con el paso de los años que todos los humanos nos beneficiemos, unos en mayor medida - los países más desarrollados - y otros en menor medida dentro de sus posibilidades - los países menos desarrollados. Si no fuere así, la sequía y la falta de agua, tanto monta monta tanto, junto con el aumento de las temperaturas, nos llevarán a un desastre de consecuencias incalculables.


El estudio-informe del Banco Mundial expone como medidas que recomienda para evitar tan desastrosos efectos, las siguientes:


1.- Reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, que conllevaría la reducción de la migración ya anunciada por motivos climáticos.


2.- Transformar la planificación del desarrollo para tener en cuenta el ciclo completo de la migración.


3.- Invertir en análisis para mejorar las trayectorias de la migración interna.


Además, hay que tener en cuenta que está previsto que el nivel del mar suba entre 60 y 70 centímetros en los próximos 80 años; y que a causa del calentamiento global se pueden extinguir la mitad de las especies.


Desde estas líneas advertimos una vez más los importantes problemas que va a tener que afrontar la humanidad, dejando de mirar para otra parte como si no fuera con ellos, no mostrándose indiferente ante los continuos avisos que aparecen en radio, prensa y televisión. 


Pero el reloj del tiempo es inexorable y pronto llegará a todos. Y entonces será ya demasiado tarde.



___________________________________________________________

Autor: J.M. Yribarren de Acha y de las Alas Pumariño

Abogado. Escritor

Secretario Nacional de Investigación y Ciencia de la HNME

Presidente-Delegado de la H.N.M.E. en Alfaz del Pi (Alicante)

Secretario Provincial de Alicante.
















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.