martes, 25 de septiembre de 2018, 17:22
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Barreiros. Espíritu emprendedor

|



Anagrama Barreiros



Barreiros

Eduardo Barreiros , gallego de nacimiento, fue un hombre que se hizo a sí mismo. Soñador y emprendedor, fue capaz de crear de la nada una gran industria de la automoción. Su premisa era sacar al país del atraso en el que se había sumido tras la guerra civil, en un momento difícil y complicado de la historia de España. Con tenacidad y esfuerzo creó un imperio en Villaverde (Madrid) con 25.000 empleos directos.


En 1949 la gasolina escaseaba y triplicaba el precio ampliamente al del gasóleo. En un pequeño taller empezó a transformar viejos motores de gasolina en gasóleo, que instalaba en sus camiones de preguerra. Patenta el proceso de transformación ,la fama de fiable y económica, hace que los transportistas de la época inunden de pedidos a Barreiros.


Esto anima a Barreiros a trasladarse a Madrid a un taller más amplio, y junto con sus hermanos crea una sección de proyectos. Realizan y patentan un motor diesel con tecnología propia. En 1954 funda Barreiros Diesel Sociedad Anónima para la producción de motores diesel para camiones y tractores.


Al no existir en esa época una infraestructura industrial subsidiaria en España que la surtiera de los componentes necesarios para ensamblar los motores, funda diversas empresas para ese fin, incluso crea una fundición para producir bloques y culatas de motor.


Antiguas oficinas de Barreiros Diesel (Madrid)

Antiguas oficinas centrales de Barreiros Diesel SA, junto a la fábrica de Villaverde. Foto: Luis García


Barreiros se da cuenta que aparte de motores existe una gran demanda de camiones y tractores. Las importaciones son infimas y Pegaso no da abasto con los pedidos y entonces se lanza al diseño y construcción de vehículos completos, compra terrenos en Villaverde (Madrid), y construye una fábrica.


El problema le viene al solicitar las licencias para fabricar camiones. El INI (Instituto Nacional de Industria), reacciona con hostilidad y le niega los permisos. Era ilógico, además de injusto, que por parte del INI se pusieran trabas, cuando su objetivo era industrializar España y no impedir que se desarrollase una industria privada.


Esto no desanima a Barreiros. Por aquellas fechas Portugal lanzó un concurso a nivel internacional para dotarse con 300 unidades de camiones militares para Angola, que por aquel entonces era una colonia lusa. Barreiros presenta un camión y gana el concurso. La administración española se encontró con que le estaba negando la licencia de fabricación a un empresa que estaba consiguiendo exportar, cuando en los años 50 el exportar era lo máximo a lo que se podía aspirar, ya que suponía entrada de divisas tan necesarias en esos momentos.


Gracias a este suceso, Barreiros consigue una entrevista personal con el General Franco. Según cuentan las crónicas de la época, Barreiros le expone al general las dificultades que tiene para obtener los permisos y el compromiso que tiene con el país vecino para entregar las 300 unidades. Franco le dice que siga adelante y a continuación le llegaron los permisos y licencias parar fabricar.


Presenta para el mercado nacional un camión de 6 toneladas, sencillo, fiable y con la técnica necesaria para su cometido. Esto pone en aprietos a Pegaso, porque el modelo de 6 toneladas de Pegaso técnicamente era superior, pero más caro, mientras Barreiros vendiendo a un precio inferior su modelo ganaba dinero. El de Pegaso era más caro y ENASA perdía dinero y esto hizo espabilarse a Pegaso para hacer un camión, más sencillo y asequible y nació el Comet.


Barreiros llega a acuerdos con empresas extranjeras, se asocia con la empresa alemana HANOMAG para la construcción de tractores en su fábrica de Villaverde con motorización Barreiros y una furgoneta ligera, con la empresa británica ALD Ltd, para fabricar autobuses y Dumpers.


Para facilitar la venta de sus vehículos, funda su propia financiera, pero el volumen de letras que generó la financiera llegó a superar el dinero en efectivo que entraba en la fábrica y en 1962 le estalla una crisis financiera. Esto hace que busque un socio externo para su continuidad, al no conseguir amparo a nivel nacional. Busca fuera de España, llega a un acuerdo con el fabricante americano Chrysler. En un principio esto le supuso la liquidez necesaria y la entrada de producción en su fábrica de dos nuevos vehículos: el Dodge Dart, vehículo de lujo y con aire americano, y el tan famoso Simca 1000, acorde con la clase española menos pudiente.


 Barreiros Dodge simca

Dodge-Dart Barreiros (Foto: M.Peinado)                 Simca 1000 (Foto: Antramir)


Pero en 1967 ante la inflación que había en España, el gobierno adopta unas medidas estabilizadoras con una devaluación de la peseta. Esto afecta enormemente para Barreiros y ese año y los dos siguientes se desploman las previsiones de ventas.


Me explico: una empresa internacional se asocia con una empresa más pequeña nacional mediante un acuerdo demasiado ambicioso y poco realista, la falta de liquidez y la falta de apoyo del gobierno y del INI, que sobreprotegian a Pegaso y Seat, lo que hace que Barreiros acepte las condiciones del gigante americano. El creía firmemente en la viabilidad de sus camiones, tractores y autobuses a nivel internacional distribuidos por Chrysler, las ventas no cumplen los objetivos marcados, el socio americano puede asumir las perdidas sin problema, pero Barreiros no. Chrysler aprovecha la coyuntura para hacerse con la compañía con una segunda ampliación de capital, salida de Barreiros de su sueño y un acuerdo en el que en una década no puede dedicarse a la industria del automóvil.


Pero Barreiros era mucho Barreiros y durante esos años de carencia no se quedó parado, compró terrenos en la provincia de Ciudad Real y montó una empresa agraria y funda Puvasa, convirtiéndose en una de las principales fuentes de abastecimiento de sementales a las ganaderías españolas y europeas e instala los mejores laboratorios de inseminación artificial ganadera de España.


Barreios Fidel Castro

Pero su pasión seguía siendo la automoción y cuando han pasado los diez años pactados, crea una nueva empresa para la construcción de motores diesel. Se presenta y gana un concurso en la Cuba de Fidel Castro para la fabricación de mecánicas diesel. se marcha a la Habana y en 1992 fallece "diesilizando la isla caribeña".


Eduardo Barreiros fue un hombre sensato, emprendedor, honesto, carismático y muy trabajador, como lo demuestra cuanto acabo de exponer. Como figura de estado que merecidamente lo fue, es condecorado con la Gran Cruz de la Orden al Mérito Civil. Fue un personaje crucial en el devenir del transporte en España y uno de los pilares sobre los que se ha instalado la industria moderna de la automoción en nuestro país.


_____________________________________________

Autor: Jonathan Pastrana González

Restaurador y marchante de vehículos clásicos

Caballero de la Hermandad Nacional Monárquica de España




Foto: Eduardo BarreirosOurensenotempo

Foto: Barreiros con Fidel CastroFundación Eduardo Barreiros















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.