jueves, 13 de diciembre de 2018, 08:09
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

El “discurso de odio” de los antimonárquicos no puede ser “legalizado” por un Tribunal

|





Pablo Martn Tharrats 1

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), ha condenado al Gobierno del Reino de España, a indemnizar a dos jóvenes catalanes, concretamente a Enric Stern Taulats y a Jaume Roura Capellera, al considerar que no cometieron ningún tipo de delito al quemar fotos de Sus Majestades los Reyes.


Los hechos sucedieron el 13 de septiembre de 2007, con motivo de la visita institucional de Su Majestad el Rey a Girona, y fue cuando Jaume Roura Capellera y Enric Stern Taulats, prendieron fuego a una fotografía de Sus Majestades los Reyes, la cual habían colocado cabeza abajo, todo ello en el transcurso de una manifestación ilegal en una plaza pública. Esta manifestación fue precedida por otra manifestación bajo el lema "300 años de Borbones, 100 años de lucha contra la ocupación española". Los dos jóvenes llevaban cubierta la cara para no ser identificados, y portaban una fotografía de gran tamaño de sus Majestades, el Rey y la Reina de España. Enric Stern Taulats derramó líquido inflamable sobre la fotografía, y Jaume Roura Capellera le prendió fuego con una antorcha, la quema de la foto fue celebrada por varias decenas de personas que se habían reunido en la plaza.


Por los hechos expuestos, en 9 de julio de 2008, ambos jóvenes fueron condenados por la Audiencia Nacional, a 15 meses de prisión por el delito de insultar a la Corona en virtud del artículo 490.3 del Código Penal, dicha pena les fue conmutada por una multa de 2.700 euros.


Los dos demandantes Enric Stern Taulats y Jaume Roura Capellera, no aceptaron la sentencia e interpusieron un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, denunciando una violación de sus derechos a la libertad de expresión, y a la libertad de opinión, garantizados por la Constitución española, y dicho Tribunal se pronunció en una sentencia el 22 de julio de 2015, por la que el Tribunal Constitucional concluyó que el acto de los dos demandantes no podría ser cubierto por el ejercicio de los derechos a la libertad de expresión, y la libertad de opinión, ya que los demandantes habían instado al odio, y la violencia, hacia el Rey, y la Monarquía.


Los dos jóvenes catalanes condenados, recurrieron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) el cual aceptó las demandas presentadas por Enric Stern Taulats (solicitud nº O 51168/15 ) y por Jaume Roura Capellera (solicitud nº O 51186/15), el 2 de octubre de 2015 con arreglo al artículo 34 del Convenio Europeo de los derechos humanos y las libertades fundamentales, por lo que los dos demandantes alegaron una violación del artículo 10 de la Convención, y del artículo 9 de la Convención, y además alegaron que, la sentencia que los declaraba culpables de insultar a la Corona constituía una injerencia injustificada en su derecho a la libertad de expresión.


En sentencia de 13 de marzo de este año, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH, (y por unanimidad de sus integrantes), apoya las acciones de los dos demandantes, Enric Stern Taulats y Jaume Roura Capellera, ya que entiende que la quema de las fotos no puede considerarse una manifestación del discurso del odio, ni de incitación a la violencia, y por si esto no fuera poco, además considera que la condena penal que les fue impuesta, la estima de desproporcionada a los hechos cometidos por los dos jóvenes, y además obliga al Gobierno del Reino de España al pago de 2.700 euros (dos mil setecientos euros) a cada uno de los dos solicitantes, más cualquier impuesto que pueda ser imputable, por daño pecuniario, así como 9.000 euros, (nueve mil euros) más cualquier impuesto que pueda ser cobrado por ellos, por costos y gastos.


Así pues, lo que la Audiencia Nacional sentenció, y el Tribunal Constitucional refrendó, y amparó, ahora el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, ha dictaminado que todo lo que hicieron “es legal” atendiendo y amparándose en la ”libertad de expresión”, con lo que todas las Leyes Españolas sobre la materia, carecen de validez, y legalidad alguna para el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).


                                     Sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo



No alcanzo a comprender que “parámetros legales” han amparado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) a incitar el odio, y la violencia, apoyando la quema de fotos del Jefe del Estado Español, por lo que desearía recordarles, que si dicho Tribunal protege los "Derechos Humanos", debería de entender que la incitación de la violencia y al odio, en este caso mediante la quema de fotos del Jefe del Estado, va en contra de lo que debería ser la esencia del propio Tribunal, y de los Derechos Humanos.


A mi buen saber y entender, y en mi modesta opinión, quemar la foto de alguien, jamás se puede interpretar como una forma de libertad de expresión, ya que en sí mismo, la quema de algo, en este caso, la quema de la foto de una persona, es una muestra de violencia y odio hacia esa persona. Sin duda los límites de la "libertad de expresión", más allá de la misma palabra, jamás podrán vulnerar los derechos más elementales y básicos de otras personas, entendiendo además que al quemar la foto de alguien, en este caso, la foto del Jefe del Estado Español, además de insultar a todos los españoles que apoyamos al Jefe del Estado, es una incitación al odio y a la violencia, dado que con este acto, se incita a la agresión y al odio a España y a la Monarquía.


Con esta sentencia, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), ha abonado el terreno de incitación a la violencia, y al odio, amparándose en la “libertad de expresión” a pesar de que la Audiencia Nacional, y el Tribunal Constitucional, habían sentenciado que sus actos eran constitutivos de delito, y así los habían sentenciado.


Esta inexplicable resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), viene a apoyar una iniciativa que estoy impulsando de recogida de firmas en la que pido al Gobierno de España que apruebe una Ley en defensa del Jefe del Estado, y de Su Majestad el Rey Don Felipe VI, dicha Ley, incluirá, los artículos de Código Penal que protegen a Su Majestad el Rey, y los ampliará, todo ello en defensa de La Monarquía Española, de la Corona, de la Familia Real Española, y de Su Majestad el Rey Don Felipe.


Desde la delegación de Barcelona, de la Hermandad Nacional Monárquica de España, deseamos mostrar nuestra total disconformidad, ante una resolución que además de ignorar las leyes españolas, entendemos que fomenta el odio, y la violencia contra la Monarquía Española, y contra el Jefe del Estado Español.


Os invito a todos los Monárquicos a que firméis, y difundáis el siguiente enlace entre todos vuestros amigos: 


Pido al Gobierno que apruebe una Ley que prohíba insultar, o abuchear a Su Majestad el Rey




Pablo Martín Tharrats

Barcelona – España



















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.