domingo, 21 de octubre de 2018, 12:16
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Camión Pegaso, "grande de España"

|




El nacimiento de camiones Pegaso fue por pura y dura necesidad, la guerra civil española que no solo causó un elevado coste en vidas humanas, sino que supuso la ruina de la economía española y el consiguiente retroceso de todo desarrollo español en varias décadas. El país había quedado destruido, tanto su sociedad como su industria, las ciudades y pueblos arrasados, las carreteras destrozadas, el ferrocarril necesitado de restauración y todo ello se vio agravado con la entrada de los países europeos en la segunda guerra mundial, con el consiguiente aislamiento a que se vio sometida España.


El parque móvil español era pobre y de preguerra, los camiones y maquinaria tanto agrícola como para el transporte era insuficiente y desfasado, la falta de capital privado para la creación de la infraestructura industrial necesaria para que arrancara el país, hizo que el gobierno de ese momento tomara las riendas.


Se crea el INI (Instituto Nacional de Industria), y se pone al frente del mismo a don Juan Antonio Suanzes, ministro de Industria y Comercio y general inspector de Ingenieros Navales de la Armada, siendo por ello el fundador y primer Presidente del INI. La misión del INI era relanzar con los recursos existentes la industria en España.


En 1946, dentro del proyecto de desarrollo industrial, se funda ENASA (Empresa Nacional de Autocamiones s.a.), se barajan varias posibilidades para la producción de vehículos industriales, se busca un socio extranjero para fabricar bajo licencia, pero se tiene que descartar ya que acababa de terminar la segunda guerra mundial y no fue posible. 


Finalmente llegan a un acuerdo con los herederos de la marca Hispano-Suiza, se adquieren las patentes y las instalaciones, pero no la marca.


Se pone al timón del proyecto a Wifredo Ricart, posiblemente uno de los mejores ingenieros que había en el mundo en esos momentos, que estaba de jefe que ingenieros en la marca italiana Alfa-Romeo.


Wifredo Ricart crea el tan conocido logotipo del caballo y se crea Pegaso.


En 1947 se inicia la fabricación en las antiguas instalaciones de Hispano-Suiza la primera serie de camiones Pegaso de gasolina, conocido popularmente como "el mofletes".


Pegaso Mofletes, el tipo 1 contaba con motor de gasolina y el 2 con un diésel, ambos se basaban en los Hispano T66



Realmente era un modelo Hispano-Suiza de preguerra, con logotipo de Pegaso. Eso no quería decir que fuera tecnología obsoleta, todo lo contrario, era un vehículo muy avanzado para su época.


En 1949 sobre la base del motor diésel Hispano Suiza 66, nace el motor diésel Pegaso con pequeñas mejoras.


Ricart, dentro de ENASA crea los estudios CETA (Centro de Estudios Técnicos de Automoción), que fue muy importante para el diseño y estudio de nuevos productos y prototipos.


Se crea un camión eléctrico, aunque solo quedó como un prototipo, pero gracias a ello se fabrican trolebuses eléctricos, que empiezan a funcionar por las principales capitales españolas.


Ricart provenía de una marca con genes deportivos como era Alfa-Romeo y consiguió luz verde para un proyecto de vehículos deportivos de lujo, con la tecnología que tenia de Hispano-Suiza y con los ingenieros que se trajo con él de Italia fabricó, casi artesanalmente, los modelos Pegaso Z-102 y Z-103, que fueron construidos entre 1951 y 1957.




Eran vehículos de un nivel tecnológico de lujo y calidad que asombró al mundo del automóvil a nivel mundial. Ganó varios récords de velocidad, pero la falta de fondos, el alto coste de fabricación y venta, hizo que el gobierno desechara la idea de mantener la fabricación de modelos de lujo deportivos, ya que los intereses del país iban por otros derroteros.


Se produjeron solo 85 automóviles y 125 carrocerías. Se estima que hoy han sobrevivido el 85% de lo producido, estando en manos de coleccionistas privados,. El precio medio de una unidad, si es que sale a la venta, rondará los 400.000 €.


                                             Mítico furgón Pegaso conocido como "Bacalao" de 1952


La empresa crece en el país, siempre bajo el abrigo del estado. Fabrica camiones de grande y medio tonelaje, autobuses, adquiere la marca Sava, por lo que también empieza a fabricar camiones de poco tonelaje y furgonetas ligeras. Se presenta el Comet, el primer camión con cabina corrugada, llega a acuerdos con empresas exteriores para compartir tecnología, como Leyland Motors, fabricante inglés, crea camiones militares, tanquetas, camiones de competición, tanto para circuito como para rallyes, etc.


Pegaso manda durante décadas en las carreteras españolas, pero con poca repercusión en los países del exterior. ,no por falta de calidad y tecnología, sino por la situación política del país con los países de alrededor lo que no dejó despegar la marca.


A finales de los años 70 y principios de los 80, el país tiene profundos cambios tanto, políticos como sociales y Pegaso deja de estar al abrigo del estado. Durante bastante tiempo primaba la producción a los beneficios, por lo que se vendía el producto perdiendo dinero al amparo del gobierno, lo que hizo insostenible la marca.


En 1983 Pegaso inició su último proyecto importante para reflotar la empresa, se buscó un socio extranjero, se asocia con la marca de camiones DAF, se invierten conjuntamente 12.800 millones de pesetas, y cinco años de arduo trabajo, y en 1987 se presenta ante el Rey Juan Carlos I en el Salón del Automóvil de Barcelona, el Pegaso TRONER, un camión de referencia a nivel europeo, pero que no dio el impulso suficiente que necesitaba la empresa para reflotarse.


Pegaso Troner TXPegaso Troner TX de fue el último modelo de camión fabricado por la empresa española ENASA  (1987)



En 1989 el gobierno español adopta la decisión de vender la empresa, se presentan varias compañías interesadas en adquirir Pegaso, se desestiman las marcas no europeas ya que hacía poco que éramos socios del Mercado Común Europeo y se dio preferencia a las marcas de nuestros nuevos socios. Un consorcio de MAN y DAIMLER BENZ puso encima de la mesa 28.800 millones de pesetas por el 30% de la empresa y el compromiso de mantener la marca. Sin embargo la Comisión Europea vetó la compra aludiendo motivos de competencia, aunque realmente fueron motivos políticos en los que no vamos a entrar.


Al final ENASA tuvo que conformarse con la oferta de IVECO, filial de camiones de la marca italiana FIAT, por una cantidad irrisoria de 1.200 millones de pesetas por la que adquirió el 60% de la empresa y las instalaciones, Durante un corto periodo de tiempo mantuvo la marca Pegaso. Finalmente hizo desaparecer la marca utilizando la fabricas de Pegaso para producir con su nombre.


Hoy en día quedan muchos admiradores de Pegaso, que entre ellos se denominan "pegasistas", que presentan prototipos de como serían hoy los modelos si existiera la marca, restauran y miman antiguos Pegaso, se ven modelos en concentraciones de clásicos, ya que sigue estando en el corazón de muchos, tanto de mayores como de gente joven que empieza a apreciar esa parte de nuestra historia que nos hace únicos y orgullosos de ser españoles.



___________________________________

Autor: Jonathan Pastrana González

Restaurador y marchante de vehículos

Caballero de la H.N.M.E.


























1 Comentarios

1

Es muy interesante el artículo. Enhorabuena.

escrito por J.M.Yribarren de Acha 05/mar/18    18:02

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.