domingo, 19 de agosto de 2018, 14:07
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

El camino de la Paz

|




                   _____________________________________________________________________________________

"Dicen que soy un héroe. Yo, débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos".


“No hay camino para la Paz, la Paz es el camino”.

(Mahatma Gandhi)

                   _____________________________________________________________________________________



Miguel Adrover

Estas palabras del "Alma Grande" (Mahatma) Gandhi, me llevan a pensar hoy en algo que desde hace tiempo creo que hemos olvidado, no únicamente nosotros en sociedad, sino también la sociedad en sí, los países en sí, la civilización en sí misma. Hemos olvidado que la Paz además de sentirla hay que conservarla.


No, no estoy refiriéndome a una Paz de entre guerras, más bien me estoy refiriendo a una Paz de andar por casa, una Paz de cercanías, de vecinos, de hermanos. Una Paz lejos de envidias, lejos de celos, lejos de acusaciones. Esa Paz que todos reclamamos, que todos poseemos, y de la que todos nos olvidamos. Una Paz que fomente unidades, que amplíe horizontes, que posibilite acercamientos. Una Paz probablemente mucho más sencilla de lo que imaginamos, y a la vez más compleja de lo que creemos.


La Paz es un efecto, un estado o condición de concordia que solo se obtiene con la práctica y el fomento de los valores sociales.


Todos los pueblos que se precien de poder llamarse Pueblo, aspiran a la Paz, porque son conscientes y saben con certeza, que cuando falta dicha Paz, los derechos fundamentales para la conservación de la vida y la tranquilidad de sus integrantes, siempre se pierden o se lesionan. Y las cadenas siempre se rompen por el eslabón más débil.


Todos hemos escuchado miles de veces la expresión de despedida, “La Paz sea contigo”, en todas las civilizaciones antiguos, se incorporaron los deseos de Paz en los saludos cotidianos, entre vecinos, entre hermanos, y entre desconocidos. “La Paz sea contigo” el mismo significado tiene la palabra “salam aleikum” en árabe, o “shalom” en hebreo.


Pero no olvidemos que La Paz de la que estamos hablando, no significa exactamente falta de conflictos, porque los conflictos entre vecinos, hermanos, ciudadanos o desconocidos, se encuentran profundamente arraigados en la naturaleza humana. El significado de esta Paz es que los posibles conflictos, los conflictos que existan, se resuelvan con justicia para poder mantener la concordia.


Por eso, no podemos olvidar que esta Paz de la que hoy estoy refiriéndome en este artículo, la poseemos y se encuentra en cada persona y dentro de cada uno. Esta Paz que puede ayudarnos a la convivencia es el camino, el único camino por el que transitar, un sendero libre y suave, para quien lo transita conscientemente. Pero que muchas veces, uno mismo, con sus acciones, lo convertimos en un camino duro, crudo y con abrojos de nuestra inconsciencia.

Por eso me remito de nuevo al encabezado de este texto, hagamos juntos este camino dentro y fuera de cada uno.




Miguel Adrover Caldentey

Director de El Monárquico




















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.