martes, 12 de diciembre de 2017, 07:40
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Sobremonte

De Sobremonte a Puigdemont, pasando por Boudou.

Huir, sigue siendo un acto de escape, connotado de cierta cobardía (una evasión ante algo que debe hacerse o cumplir, no necesariamente por una imposición legalista, podría ser más bien algo espiritual o colectivo, como podría ser el presente caso Catalán, que algunos achacan a su gobernante en el exilio)