viernes, 1 de noviembre de 2019, 14:28
Desde
Desde

milagros

El toque Real. Milagro de reyes

El rey, por la gracia de Dios, representaba a Cristo, y para hacerlo manifiesto delante del pueblo, durante la ceremonia de consagración, se le uncía con el crisma -algo que ya hacían los reyes visigodos- y se le coronaba.

Por Francisco J. Tostado