miércoles, 13 de diciembre de 2017, 00:19
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Cruz de la Victoria

La Cruz de la Victoria y el Castillo de Gauzón

Cuenta la leyenda que cuando el rey don Pelayo comandaba a las tropas asturianas, dándose cuenta de que no tenía estandarte, ni bandera, pues el pendón rojo había sido apresado por los musulmanes, San Antonio Anacoreta se le acercó ofreciéndole una cruz de roble y diciéndole: " He aquí la señal de la victoria ".


Por J.M. Yribarren de Acha