martes, 27 de marzo de 2018, 09:35
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Chef

Relojeros

A veces miro en el interior de mi reloj, tras el cristal y me imagino un mundo inhóspito, donde nada de lo ajeno que pasa tiene importancia, donde que nieve, llueva o truene no tiene relevancia. Donde las estaciones no existen, donde las sensaciones son prohibidas, donde las emociones no son capaces de emerger.


Por Alberto Chicote